El 37º Festival Madrid en Danza se expande con 26 espectáculos en 17 municipios


 

Madrid en Danza se expande. Mayor presencia en la Comunidad de Madrid, una potente programación internacional, una apuesta por la autoría viva y contemporánea y los creadores emergentes definen la 37 edición de este festival coreográfico, que refuerza el compromiso del gobierno regional con la danza, con la pretensión de situarlo como una de las citas internacionales imprescindibles entre los principales eventos de este género.

 

Entre el 29 de abril y el 14 de junio, el Festival Madrid en Danza ha programado 26 espectáculos en 17 municipios de la comunidad. En total la programación incluye 13 estrenos, uno absoluto 4 estrenos en España y 8 estrenos en Madrid. Además, el festival reunirá en un debate a profesionales del sector en la capital que evaluarán la situación de la danza en España y la comunidad madrileña, y convocará un concurso de danza para aficionados y profesionales.

 

La consejera de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, ha subrayado esta mañana en su presentación a los medios junto a la directora artística del Festival, Blanca Li, el compromiso de la Comunidad de Madrid con una de las siete bellas artes y la responsabilidad en mantener una cita como esta, lo que implica “renovación y ambición”. Y a ello, asegura, responde la edición de este año, que prestará atención singular a la producción internacional, “pensada con el propósito de situar el festival entre los principales encuentros coreográficos de Europa”, y un año más continuamos con la expansión de la danza a toda la región, que es otro de “nuestros compromisos”.

 

En términos similares se ha pronunciado la directora artística del festival, Blanca Li, quien ha defendido que los madrileños “merecen un gran festival de danza, con coproducciones y estrenos absolutos de la mano de los principales creadores mundiales. Pero sin olvidar a nadie: los creadores locales y también aquellos de aquí y de fuera que comienzan a demostrar el poder de sus universos creativos, tienen un espacio abierto para mostrar de lo que son capaces”. Del clasicismo a la vanguardia, del folk a lo urbano, de lo local a lo internacional, esta edición de Madrid en Danza “va a movernos a todos”, ha concluido Blanca Li.

 

Marta Rivera de la Cruz, Blanca Li y varios de los artistas de Madrid en Danza de esta edición esta mañana en la presentación.

 

 

Imagen de Wakatt, de Faso Danse Théâtre (Burkina Faso-Bélgica). ©Sophie-Garcia

 

Predominio de la creación contemporánea

 

El dominio de la danza contemporánea en la programación es patente, ya que acapara más de la mitad de los espectáculos. Además, hay propuestas de danza-teatro, teatro físico y acrobacia, de danza española y flamenco, y de otros lenguajes. Todas ellas constituyen un reflejo de las sociedades contemporáneas. Sus autores se inspiran en realidades actuales como la identidad, la tradición, las fronteras, la migración, la libertad... para transformarlas en arte coreográfico.

 

La destacada presencia internacional de la programación se concentra en Teatros del Canal, donde se representarán  Akram Khan’s Jungle Book reimagined, de Akram Khan Company (Reino Unido); Revisor, de Kidd Pivot (Canadá); Big Five-OH!, de Pilobolus (Estados Unidos); Asylum by Rami Be’er, de Kibbutz Contemporary Dance Company (Israel); Made in Oslo – a quadruple bill, de Jo Strømgren Kompani (Noruega); Wakatt, de Faso Danse Théâtre (Bélgica), y Story, story, die., de Winter Guets (Noruega).

 

Entre estos montajes destacan dos antologías: una de cinco piezas, Big Five-OH!, que resumen lo mejor de Pilobolus cuando cumple 50 años como compañía, y otra presentada por Jo Strømgren KompaniMade in Oslo–a quadruple bill, que recoge cuatro obras concebidas entre 2007 y 2015 y reflejan diferentes facetas de la vida contemporánea de Noruega.

 

Otros se inspiran en obras literarias, como Revisor, de Kidd Pivot, un híbrido entre el teatro y la danza que adapta una obra de teatro de Nicolás Gogol, o Akram Khan’s Jungle Book reimagined, de Akram Khan, reinterpretación de la novela de Rudyard Kipling El libro de la selva a través de los ojos de un refugiado. El drama de los refugiados es también el tema de Asylum, concebido por el israelí Rami Be’er con su compañía Kibbutz Contemporary Dance.

 

Sobre el amor y las mentiras que dice la gente para atraer a los demás trata Story, story, die., de Winter Guets, y sobre el tiempo presente y sus incertidumbres, provocadas por el miedo frente al otro, el nacionalismo o el terrorismo habla Wakatt, del coreógrafo nacido en Burkina Faso Serge Aimé Coulibaly.

 

La última semana de Madrid en Danza incluirá por primera vez la muestra coreográfica BETA PÚBLICA, dedicada a autores emergentes internacionales, que presentarán obras de corta duración.

 

Complementando la programación de Teatros del Canal se incluye el espectáculo Habitación 11: LA HONTE, de la compañía catalana HOTEL Col.lectiu Escènic.

 

Imagen de Revisor, de Kidd Pivot, de Canadá. ©Michael Slobodian

 

Programación en salas alternativas y teatros privados

 

Más allá de Teatros del Canal, varias compañías madrileñas mostrarán sus creaciones en salas alternativas y teatros privados de la capital, que ofrecerán una fotografía representativa de la creación coreográfica de la comunidad autónoma. Sus espectáculos están apoyados mediante ayudas a la producción y otros programas de creación.

 

La programación incluye El Arco, del coreógrafo Premio Nacional de Danza Daniel Abreu en el Teatro de la Abadía. La Sala Cuarta Pared acogerá al coreógrafo emergente Eduardo Vallejo con su compañía OGMIA y el estreno absoluto de Mother tongue. Además, en el Teatro Pradillo podrá verse Titun: the serendipity of the black swan’s death, de la compañía de Allan Falieri, en pleno despegue de su carrera como coreógrafo y productor.

 

Una de las apuestas de Madrid en Danza es su extensión territorial a otros municipios de la comunidad autónoma, en centros propios y otros espacios, y en el programa Periferias Insólitas. Para ellos se ha diseñado una programación de 15 espectáculos, 9 de ellos escénicos y 7 para espacios no convencionales, que se exhibirán en Alcorcón, Arganda del Rey, Fuenlabrada, Majadahonda, Parla, Torrejón de Ardoz, San Lorenzo de El Escorial, La Cabrera, Alcalá de Henares y otro siete municipios por concretar.

 

Las obras están producidas por compañías y autores residentes en la Comunidad de Madrid y de Galicia, Cataluña, Andalucía y el País Vasco. Dos de estas obras, Expulsión!, de Dani Panullo Dancetheatre, y La confluencia, de Estévez / Paños y Compañía, ambas con residencias anteriores en el Centro Coreográfico Canal, se representarán en 6 municipios de la red de teatros de la comunidad.

 

Al margen de la red, se representarán en otros tres municipios Afther the party, de Thomas NooneEquilátero, de Juan Carlos AvecillaUn Cadavre Exquis II, de Pau AranL E V E, de Siberia; y Todas las noches, de Sara Cano y Vanessa Aibar. Por último, complementando la programación, al barrio de Vallecas llegará Leira de Nova Galega de Danza, cuyo bailarín Iván Villar ganó por esta obra el Premio Max de 2021 al mejor intérprete masculino de danza.

 

Además, se han organizado tres recorridos coreográficos por siete localidades a las que les resulta difícil acceder a una oferta cultural de danza. Los espectáculos se representarán en plazas y calles y el acceso del público será gratuito. Podrán verse Idi begi, de la compañía Proyecto LarruaMascaradas, de Sara Calero; Tablao flamenco, de Daniel RamosKnock, de Tangen/Bezalbruta. L, de HuryCanPink Unicorns, de La Macana, y Jaguar + Jupiter, de Eyas Dance Project.

 

Junto a esta programación, Madrid en Danza propone otras dos actividades: Think Tank Madrid en Danza, que reúne a profesionales del sector para debatir sobre la situación de la danza en España y en la comunidad madrileña, y Madrid Dance Contest, un concurso de danza para aficionados y profesionales.