Teatros Luchana retoma Mujeres en la escena

 


Tras dos años sin celebrarse, en 2022 retomamos nuestro ciclo Mujeres en la escena, con el objetivo de visibilizar y poner en valor el trabajo de dramaturgas, directoras y actrices.
Será la cuarta edición, tras la obligada parada que aconteció en marzo de 2020 y el inestable 2021. Y es que a pesar de las circunstancias y de trabajar todo el año en la apuesta por las creadoras escénicas, pensamos que no se debe dejar de promover y visibilizar el trabajo de las mujeres en la esfera teatral. En esta edición contamos con un total de 19 propuestas, seis de ellas dirigidas a un público infantil, que suponen más del 50% de nuestra cartelera.


Dentro de las obras íntegramente compuestas por mujeres, la compañía Teatroz continúa con la exitosa No me toques el cuento (jueves a las 19:30 y domingos a las 20:30), que reivindica, en clave de humor, la vida de las princesas Disney. También escrita y dirigida por Olivia Lara, María Superstar (sábados a las 19:15) es una versión actualizada protagonizada por una María que nunca ha salido de su pueblo y un arcángel Gabriel cansado de su trabajo. Con dramaturgia de Lydia Aranda y protagonizada por ocho mujeres, Mamarracha (viernes a las 19:00) es un casting por para conseguir el papel soñado. En Victoria viene a cenar (viernes a las 21:00), que lleva agotando entradas desde su estreno en noviembre, la dramaturga Olga Mínguez Pastor nos narra cómo sería el encuentro y la conversación entre Clara Campoamor y Victoria Kent. A ellas se suma el estreno de Bella y bestia soy (viernes 22:45), un monólogo muy cañero de Patrizia con Zeta que derrumba los clichés sobre las relaciones tóxicas, maternidad y sexo. Dentro del apartado infantil, la compañía Onira Teatro, impulsada por Alexandra Calvo, Ana Jota López y Elisa Lledó, continúa tras más de tres años en cartelera con Fabulosas travesuras (sábados a las 16:30 y domingos a las 16:45) y ¿Cómo te lo cuento? (sábados a las 12:45).
 
 
 
 
También en cartelera continúa la multipremiada Doble o nada (de viernes a domingos a las 20:00), un thriller psicológico sobre el poder y la igualdad de género de la escritora mexicana Sabina Berman. El punto cómico lo aportan las obras escritas por Claudia Morales, que agotan entradas y divierten a todo el público por igual: Histeriotipos, sexo histérico (sábados y domingos a las 18:00) y Recién casados (sábados a las 21:00 y domingos a las 20:00). Para el público juvenil regresa Nunca pasa nada (jueves a las 20:15), obra sobre el existencialismo millennial dirigida por Eva Egido. Y estrenamos Play (viernes a las 20:00), una comedia romántica con toques de ficción ambientada en un futuro desconocido escrita por Irene Soler. Autora de nuestras obras dirigidas a bebés, Una rana en la luna (sábados a las 11:00 y 16:00) y Una rana en el mar (sábados a las 12:30 y domingos a las 11:00). En la cartelera infantil, Carmen López Mendoza firma y dirige las obras de La Lavandería: El color de la música (sábados a las 17:30) y El pequeño rey (domingos a las 12:45), obras musicales para toda la familia. También en la cartelera infantil estrenamos Aventura pirata (domingos a las 11:30), juegos, adivinanzas, trabalenguas, y mucho más es un espectáculo ideal para niños aventureros, escrita y dirigida por Susana Garrote.
 
 
 
 
Por último, en esta edición hemos querido ampliar e incluir obras que, si bien no están escritas o dirigidas por mujeres, sí que están protagonizadas por mujeres poderosas. Como es el caso de Gordas (viernes a las 22:00 y sábados a las 22:30), una obra protagonizada por Mara Jiménez y Teresa López que lucha contra la gordofobia. Y Chispis woman, la heroína de Carabanchel (jueves a las 20:30), una historia de mujeres, de resiliencia, de supervivencia al olvido, individual y colectiva.
 
 
 
 
 
Mujeres en la escena
Nuestro ciclo se inició en 2016 bajo el nombre “Luchana mujer” y se consolida y sistematiza en 2017 todos los meses de marzo con programación de artes escénicas y actividades transversales con las mujeres como protagonistas. Tras la edición de 2017, dedicada al décimo aniversario de la Ley de igualdad y a la reflexión sobre su efectiva implementación en mundo de la cultura, la edición de 2018 puso el acento en el trabajo de las dramaturgas y las dificultades en todos los procesos desde la edición hasta la exhibición. Desde el año 2019, Mujeres en la escena se ha desarrollado en el mes de marzo partiendo de algunas premisas diferentes a los años anteriores. En primer lugar, planteándose el valor de aquellas acciones que, como es el caso de dedicar un mes concreto durante todo el año a una causa, aun siendo útiles en términos de visibilización, resultan insuficientes en términos de efectividad real. Por ello, en la edición de 2019 y en  2020, Mujeres en la escena no incluyó trabajos de dramaturgas o directoras que no estuvieran ya programados en nuestros teatros o que no fueran a tener continuidad en los meses venideros. El planteamiento de entonces y de hoy es salir de la excepcionalidad y alcanzar la normalización de un objetivo con el que nos comprometimos cuando en 2017 firmamos Las cartas de igualdad promovida por la Asociación para la igualdad de género en artes escénicas Clásicas y Modernas.

Juan Jiménez, director de Teatros Luchana
En esta nueva edición, queremos dar especial protagonismo al trabajo de mujeres que empiezan a tener un papel importante en la escena, en ocasiones consiguiendo una conexión con el público y una repercusión social muy por encima de creadores y creadoras más veteranos y que, sin embargo, no encuentran el reconocimiento del sector por ser propuestas que no encajan con las categorías tradicionales del teatro, ni con las etiquetas más innovadoras que ya han entrado en el canon de la escena: postdramático, artes de la acción, etc. Aunque ellas no necesitan entrar en los cánones, y, de hecho, no solo los rompen, sino que se salen de sus lógicas habituales, merecen por parte del sector teatral el justo reconocimiento que el público ya les ha concedido, así como una atención de un sector que a menudo piensa mucho en la creación de los nuevos públicos obviando que ya están aquí, convocados por estas mujeres que arriesgan, crean, viven y mantienen viva la llama en nuestros escenarios.