DIOS MÍO ¡LOS NIÑOS HAN VUELTO! se estrenará en cines el próximo 4 de junio



El próximo 4 de junio se estrena en cines DIOS MÍO ¡LOS NIÑOS HAN VUELTO!, una comedia coescrita, dirigida y protagonizada por Michèle Laroque. Completan el reparto Stéphane de Groodt, Alice de Lencquesaing y Olivier Rosemberg.


Sinopsis:


Catherine (Michele Laròque) y Yann (Stéphane de Groodt) son un matrimonio feliz. Llevan años casados, pero desde que él vendió su negocio vive por y para los bonsáis y Catherine se siente ignorada. Por si fuera poco, la hija de la pareja, de 27 años, se planta en casa con su novio cuando los echan de su piso. Yann está sumido en una crisis de mediana edad y los invitados no parecen tener intención alguna de marcharse. Catherine intentará que vuelvan a abandonar el nido para recuperar las riendas de su vida.


 


 


MICHÈLE LAROQUE


 


Michèle Laroque es una de las actrices más codiciadas del panorama francés. Destaca por su encanto y su vis cómica. Empezó su carrera como actriz de teatro en 1987.

Un año después participó en la serie cómica “La Classe”, a través de las cual se fue convirtiendo en una de las caras más conocidas de la televisión.


A partir de 1989 da sus primeros pasos en el cine con papeles menores en títulos como La maté porque era mía (Tango), de Patrice Leconte o Nelly y el señor Arnaud, de Claude Sautet.


 


Sin embargo, fueron los papeles en La crisis, de Coline Serreau y en Todos están locas, de Gabriel Aghion los que cimentaron su trayectoria dentro del cine francés. Este último papel le mereció una nominación a los premios César en la categoría de mejor actriz de reparto.


 


Laroque ha dado réplica a Daniel Autueil en el thriller Passage a l’acte, a Gérard Depardieu en ¡Qué suerte ser profe! y a Gérard Jugnot en Caiga quien caiga, me caso.


 


Mi vida en rosa, de Alain Berliner; Serial Lover, de James Huth; Salir del armario, de Francis Vebe y ¡Tengo hambre!, de Florence Quentin, son otros títulos en los que ha trabajado. Algunos más recientes son La casa de tus sueños, de Dany Boon; Cartas a Dios, de Eric-Emmanuel Schmitt; Monsieur Papa, de Kad Merad, Embrasse-moi!, de Océan y Cyprien Vial, o Alibi.com, agencia de engaños, de Philippe Lacheau, una de las películas más taquilleras de Francia en 2017.


 


El año 2018 supone un antes y un después en su carrera, puesto que debuta tras la cámara con Una mujer brillante, adaptación de su exitosa obra “Mon Brillantisime Divorce”.


 


Dios mío ¡los niños han vuelto! es su segundo trabajo como directora.


 


 


STÉPHANE DE GROODT


 


Tras 15 años como piloto de carreras profesional en los circuitos europeos, salta a la fama gracias a sus actuaciones surrealistas en Canal+. Sus libros han vendido más de 700.000 copias y le han convertido en una de las figuras más destacadas del universo del absurdo.


 


Debutó en el cine con la comedia dramática Mauvais genres (Transfixion), de Francis Girod. En 2008 interpretó a Numérico en Astérix en los Juegos Olímpicos, de Thomas Langmann.


 


Su creciente popularidad le valió un papel protagonista en Chez nous c’est trois!, de Claude Duty. A continuación le vimos en No molestar, de Patrice Lecomte, en Paris-Willouby, de Arthur Delaire y Quentin Raynaud y en Corporate, de Nicolas Silhol.


A continuación participó en Cariño, yo soy tú, de Bruno Chiche y en la comedia exitosa El juego, de Fred Cavayé.


 


Próximamente se le podrá ver en La vertu des impondérables, la nueva película de Claude Lellouch, y Tout nous sourit, de Mélissa Drigeard.