Adel Aït Zineb, humor contra el racismo o cómo hacer comedia siendo una minoría

 


Adel Aït Zineb es un cómico de 24 años de origen magrebí que llegó a España siendo aún más joven que ahora. Y ha sufrido racismo, como buena parte de la gente migrante, en un país, un continente y un mundo donde la xenofobia es sistémico y estructural.

 

Y para sobrellevarlo y combatirlo utiliza el humorlas noches del 23 de octubre y el 26 de noviembre, en el Teatro del Barrio -ubicado en un vecindario tan multicultural como el de Lavapiés, donde gente de distintos orígenes convive tranquilamente- estrena Banana Republic, un monólogo bastante autobiográfico que reúne sus mejores chistes y números cómicos sobre su experiencia “como persona no blanca en España”, explica. O, dicho más ampliamente, “como persona que forma parte de una minoría”.

 

Con sus ironías, Adel ha pisado ya la mayoría de las salas off de comedia. “Básicamente hablo de mis orígenes y de mi familia”, cuenta. También de situaciones más espinosas relacionadas “con la policía o el ámbito religiosos, de las cosas que vivo y de las que veo”. Y, de forma muy especial, ironiza sobre “el prejuicio”.

 

Para el artistsa, en esta época “peligrosa y volátil”, este tipo de espectáculo y entretenimiento es necesario: “con el avance de ciertas corrientes políticas es importante conocer otros puntos de vista para evitar caer en posturas eurocentristas”. Y qué mejor que hacerlo “con una chispa de humor negro, gracia y alegría”.