Karina Garantivá y Ernesto Caballero estrenan 'La mujer buena' el próximo 18 de marzo en el Teatro Quique San Francisco


El colectivo Teatro Urgente regresa a las tablas madrileñas para presentar su cuarta producción, un espectáculo dirigido por Ernesto Caballero, con dramaturgia de Karina Garantivá, que saca a escena diferentes arquetipos femeninos que huyen del rol que se les ha asignado y se arrojan a la conquista de una incierta libertad

 

La mujer buena aborda una versión de la obra Daño, de Teresa de Arsuaga, y traduce a escena la filosofía de Nietzsche para proponer un teatro extramoral, que huye de la idea de lo bueno y lo correcto para situarse en el lugar de la duda, la paradoja y la convivencia entre opuestos

El colectivo Teatro Urgente regresa a las tablas madrileñas este mes de marzo para presentar su cuarta producción. La mujer buena, dirigida por Ernesto Caballero, con dramaturgia de Karina Garantivá, podrá verse en el Teatro Quique San Francisco del 18 de marzo al 17 de abril. Se trata de un espectáculo que saca a escena diferentes arquetipos femeninos que huyen del rol que se les ha asignado y se arrojan a la conquista de una incierta libertad. 

 

La mujer buena aborda una versión de la obra Daño, de Teresa Arsuaga, junto a otros textos escritos por Karina Garantivá. La creación traduce a escena la filosofía de Nietzsche para proponer un teatro extramoral, que huye de la idea de lo bueno y lo correcto para situarse en el lugar de la duda, la paradoja y la convivencia entre opuestos. De este modo, el colectivo Teatro Urgente aborda, una vez más, los problemas que remueven nuestro tiempo. Como apunta Ernesto Caballero: “Teatro Urgente no pretende ilustrar tesis o sistemas de pensamiento cerrados y unívocos; por el contrario, propicia la controversia dialéctica en una vivificante actuación que encarnan los actores y las actrices. Teatro Urgente actúa el pensamiento, nunca lo ilustra ni lo representa. Es una experiencia festiva que nos lleva a pensar lo que pensamos acerca de nuestra humana condición, y también, de los transitorios recursos expresivos de nuestro inveterado oficio, así como del sentido de nuestro arte”.

En la primera pieza, una mujer examina su tendencia a dramatizar como expresión tragicómica de un daño existencial. En la segunda pieza, dos actrices que están a punto de estrenar un espectáculo se enfrentan por el daño que les produce no poder hablar entre ellas. Las dos mujeres representan diferentes arquetipos (la madre, la artista) y juegan a destruir, a través del lenguaje, el mito de la mujer buena. La pieza final aborda, desde el humor, la búsqueda de la verdad en el arte: “¿Acaso lo verdadero puede repetirse cada noche a la misma hora?”.

 

En palabras de Garantivá, “La mujer buena habla de la verdad y su relación con el lenguaje, de lo extramoral en el arte en el sentido que Nietzsche propone, de las siempre conflictivas relaciones entre lo real y su representación”. Para Caballero: “en esta ocasión, Teresa Arsuaga y Karina Garantivá nos invitan a observar las encrucijadas del daño tanto en su dimensión individual como en la colectiva; el daño con su escudero fiel, el resentimiento, encarnados en dos figuras contrapuestas y a la vez complementarias que se manifiestan en la mujer de nuestro tiempo. Y lo hacen desde una audaz y honesta exposición que hace aflorar mecanismos subyacentes de nuestra común naturaleza como seres vulnerables condenados a preguntarse en qué consiste ser hombre, mujer, buena”.

 

TEATRO URGENTE Y EL TEATRO QUIQUE SAN FRANCISCOEl Teatro Quique San Francisco está firmemente comprometido con la creación de una dramaturgia que dé cuenta de las cuestiones de nuestro tiempo. Esto implica ofrecer un espacio estable de exhibición y dar oportunidades a dramaturgos y directores de diferentes lugares y con formas diversas de entender la escena. Pero su labor va más allá, decidido a apoyar la investigación y la creación en sus instalaciones. Con ese fin promueve el programa de residencias artísticas desde 2019, gracias al cual se han desarrollado ya cinco proyectos que se han gestado o han visto la luz en este teatro, entre ellos, Teatro Urgente, un interesante dispositivo que está siendo de lo más fecundo.

 

Teatro Urgente es un proyecto colectivo de creación e investigación teatral liderado por Karina Garantivá y Ernesto Caballero, residente en el Teatro Quique San Francisco de Madrid.  La prensa especializada ha elogiado sus trabajos como “el presagio de un nuevo estilo teatral en el instante de su alumbramiento” (El Imparcial), “teatro contra el totalitarismo” (El País) o “teatro a lo grande donde chocan filósofos y fanáticos” (El Confidencial).

 

Desde la plataforma de Teatro Urgente se han posibilitado encuentros con diferentes agentes del sector de las artes escénicas y se han puesto en pie -además de La mujer buena que ahora se estrena- otros tres proyectos que aúnan pensamiento y teatro bajo la dirección de Ernesto Caballero: En el lugar del otroHannah Arendt en tiempos de oscuridad y Voltaire. Se trata de algo más que una residencia: es un punto de encuentro entre pensadores y artistas, una residencia de residencias que coordina Karina Garantivá. Más información: www.teatrourgente.com.