Jorge Sanz, María Barranco y Ana Turpin se dan la réplica en la comedia 'El premio


Jorge Sanz María Barranco se suben de nuevo a los escenarios teatrales, acompañados por la joven actriz Ana Turpin, en el ilusionante proyecto que el legendario productor de cine Andrés Vicente Gómez pone en marcha en el Teatro Marquina. El 13 de abril estrenarán El premio, una comedia escrita por Joaquín Gorriz y dirigida por Gabriel Olivares, con la que el productor de títulos que han hecho historia en el cine español, como Ay Carmela o la oscarizada Belle Epoque, promoverá, a través de Lola Teatro, espectáculos teatrales con artistas de prestigio, con títulos de nueva creación, clásicos o adaptaciones, tanto de novelas como de películas.

 

El premio resume el espíritu de Lola Teatro al contar con dos intérpretes señeros como Jorge Sanz y María Barranco, que figuran en algunos de los filmes españoles más relevantes; un nuevo texto de Joaquín Gorriz, guionista en series como Cuéntame o películas como El cónsul de Sodoma; y la dirección de Gabriel Olivares, que ha firmado trabajos en musicales como Avenue Q (Premio Max al mejor musical) o en dramas como el gran éxito de taquilla y crítica: Burundanga.

 

La obra plantea uno de esos dilemas a los que un buen autor puede sacar mordiente: ¿Hasta dónde puede llegarse por ganar un premio y alcanzar el éxito? Zambulléndose en la comedia, la manera más lúcida de hablar de las cosas serias, El premio presenta a un profesor universitario, autor de novelas de desigual fortuna y harto de su trabajo (Jorge Sanz), a quien su exesposa (María Barranco) le ofrece amañar un concurso de novela convocado por la editorial donde ella trabaja, dotado con 300.000 euros y la publicación de la misma.

 

Pero la angustia de la página en blanco paraliza al escritor. Su actual pareja, una joven dependienta interpretada por Ana Turpin, se ofrece a escribirle la obra. El éxito, pues, lo tiene al alcance de la mano, salvo que para recibir el premio deberá cumplir una condición, que significa traspasar una línea roja. Y esa condición hace estallar la obra en múltiples direcciones que atañen a cada personaje: en el fondo cada uno anhela su recompensa y para alcanzarlo deberá probar sus límites.

 

Con esta comedia y las que prevé estrenar Lola Teatro, se quiere ofrecer “una nueva mirada, apostando por la calidad y siempre con el espectador en el centro de la escena”, algo que avala la experiencia de haber producido más de 100 largometrajes con éxito de crítica y público y los musicales ¡Ay Carmela! y El último jinete.