Humor corrosivo sobre las políticas del miedo y los animales muertos a manos de farmacéuticas



Un documental teatral de humor corrosivo sobre las políticas del miedo y los animales muertos a manos de farmacéuticas

 

“Interpela a los espectadores que, de repente, toman conciencia de la credulidad y la pusilanimidad que algún día nos fue inoculada de forma sibilina”. Xavier Pijoan, Teatre Barcelona.

 

“El tono de las Picohueso es de un Monty Python en la mallorquina. Desfasado y original, con gallinas con pico de tijera o Laika con mandíbula de pinzas de la carne. O las vacas en el prado, que se pueden confundir con fichas de dominó desde el aire”. Jordi Bordes, Recomana.cat 

“Una reflexión sobre las epidemias como mecanismos de miedo y control ejercidos por parte del poder. Aunque la temática ya resulte interesante, más lo es el punto de vista y lenguaje elegidos por esta joven compañía”. Markos Goikolea. Teatre Barcelona.


 

Se podría enmarcar en la categoría de Teatro Ecologista, muy poco habitual en los escenarios. Es Excalibur y otras historias de animales muertos,  un documental interpretado a tiempo real, con marionetas con un toque punk (pensadas para personas adultas) y una narración ubicada en códigos del humor negro más radical, al estilo South Park o los Monty Python. Como protagonistas, la oveja Dolly y Laika, la perrita astronauta, y como objetivo, hablar de las políticas del miedo. El montaje, nominado a los XXV Premis Butaca en la categoría de ‘Nuevas aportaciones teatrales’, llega del 17 de noviembre al 4 de diciembre al Teatro del Barrio.

 

Bienvenidas a Ornitorrincón, el programa de entrevistas presentado por la única e inconfundible oveja Dolly, acompañada de la siempre curiosa y atenta perra Laika, llegada directamente del espacio. Esta noche protagonizan el espacio las víctimas de la inconsciencia y la desconfianza de los humanos: se incluyen entrevistas a animales muertos a manos de farmacéuticas durante las epidemias del ébola, la gripe aviar, las vacas locas y el Ántrax.

 

Además, se presenta el juego Expolio, que habla sobre las estructuras de poder que generan catástrofes naturales. “La obra se plantea como un late night show, un programa de televisión realizado en directo”, explican las Hermanas Picohueso, la compañía que está detrás de esta creación. Durante toda la función, "el público puede observar en la pantalla cómo está quedando el programa, y, simultáneamente, observar el plató donde se realiza”.

 

Una pieza sobre el miedo

Se trata de una pieza “sobre el miedo; más concretamente, sobre las políticas del miedo. Sobre la manera que tiene el gobierno de camuflar las verdades. Queremos reírnos de cómo nos creemos todo lo que nos enseñan en televisión”, explica la compañía. Eso sí, la idea no es hija del Covid: “Estábamos contando esta historia conspiranoica en el momento que explotó la pandemia, y la realidad superaba a la “ficción”.

 

Sobre las tablas, una mezcla de lenguajes, sello de identidad de las Hermanas Picohueso, que reconoce entre sus influencias las artes escénicas pero también las literarias, cinematográficas, fotográficas, YouTube, las historias de sus abuelas y sus propias experiencias. “Nos aburrimos repitiendo técnicas y herramientas, así que cada vez que queremos contar una historia nueva, intentamos buscar qué cosas no sabemos hacer, e intentar descubrir lo que queremos contar con este nuevo dispositivo. En el caso de Excalibur y otras historias de animales muertos, fue la realización en directo, y las marionetas”.