Estreno de Dani y Roberta en el Teatro Quique San Francisco


 Dani y Roberta es una tragedia-romántico-dolorosa-casi imposible acerca de la necesidad de amar y de sentirse amado.

 
Dani y Roberta son una mujer y un hombre.
Una mujer y un hombre que no saben querer y que querrían saber.
Dani y Roberta están asustados. Dani y Roberta se caen mal.
Dani y Roberta se besan y se tocan y se chillan y se acarician y se ríen y lloran. Y comen aceitunas y hablan de bichos, de padres, de hijos, de bodas, de dolor, de soledad, de muñecas, de drogas, de sueños…
Dani y Roberta podría ser yo. Puedo ser yo. Soy yo.
Y también eres tú. Y somos nosotros dos. O nosotras.
Dani y Roberta ó el amor como único superviviente.
DANI y ROBERTA, una danza apache.



Roberta y Dani se encuentran en un bar lúgubre y vacío, cada uno en busca de paz y tranquilidad. Sus intentos de conversación son abandonados desde el principio por discusiones verbales y amenazas, ya que ambos personajes están a la defensiva todo el rato, pero algo en su conexión enciende una chispa en estos dos angustiados seres.

Dani (27 años), es un jornalero que vive con su madre y tiene problemas para manejar su ira, está hirviendo de necesidad y dolor después de una pelea callejera en la que teme haber matado a alguien.

Roberta (31 años), es una madre soltera que vive con los padres que crían a su hijo y pasa las noches de fiesta hasta tarde, buscando razones para demostrar su inutilidad.