Madrid, epicentro de la escena Ballroom

 


La cultura ballroom vive en Madrid su momento de esplendor con un evento de cuento de hadas.

 

La esperada ‘The Fairytale Ball’ regresa a Madrid con su evento más ambicioso 

donde los asistentes podrán ser testigos de una ‘ball’: un encuentro en el que ‘voguing’ 

y la moda se dan la mano para crear momentos inolvidables.

 

‘The Fairytale Ball’ tratará de superar el éxito de cualquier otro evento jamás celebrado en España.

Para ello promete momentos estelares, nuevas categorías y la presencia de un jurado internacional de primer nivel: 

 

NaÏmah Elle (Holanda), Kenzo Miyake-Mugler (Reino Unido), Galaxia Garçon (España),

y Nikki Gorgeous Gucci y Zion Maison Margiela (Francia). 

 

El famoso ‘commentator’ Matyouz Ladurée, también procedente de Francia, estará al frente de este evento 

gestionado por tres personas de la comunidad ballroom local, Calima, Gem y Lapiedra.

 

‘The Fairytale Ball’ tendrá lugar en la sala Cool (Isabel la Católica, 6) 

de 16:00 a 23:30. Entradas ya a la venta en premiumguest.com

 


 

¿QUÉ ES LA ESCENA BALLROOM?

 

Se trata de una subcultura underground donde diferentes personas del colectivo LGTBQ+ (especialmente el colectivo racializado) 

hace encuentros donde compiten en distintas disciplinas llamadas "categorías".

 

Fue creada por mujeres trans negras en Nueva York en los años 70, como consecuencia del rechazo y la opresión que sentían

dentro de la comunidad LGTB y la ya llamada en esa época cultura del ball o "pageant" (concursos de bellezas para dragqueens y mujeres trans),

ya que siempre eran juzgadas bajo el canon y la mirada blanca.

Decidieron hacer una escisión y crear un espacio seguro para ellas y las personas LGTB racializadas donde se aplaudiese y celebrase sus disidencias.

 

Posteriormente, se dio a conocer al público generalista por artistas como Madonna,

o más recientemente por productos televisivos como ‘Pose’ o ‘Legendary.

 

La cultura ballroom también tiene presencia en España desde hace cinco años, y celebra sus representativos eventos, las ‘balls’, con cada vez más periodicidad. 

En estas balls, los participantes compiten en diversas categorías de baile, moda y belleza donde demuestran su gran talento.

 

¿QUÉ SUCEDE EN UN BALL?

 

Una ball inicia siempre con las LSS, el momento donde el commentator al micro llamará a las personas más influyentes de la escena 

a modo reconocimiento, para que tengan su momento y brillen en el escenario. 

 

Después empezarán las categorías:

Las categorías de baile donde los participantes harán "vogue", el famoso baile creado desde los ochenta y que popularizó Madonna en el 91. 

Feminidad, acrobacias y sensualidad se juntan para bailar imitando las poses de las grandes revistas de la moda.

 

Las categorías de moda se basan en los outfits de los participantes. En algunas se piden looks extremadamente creativos, 

dignos de una pasarela de "haute couture", mientras que en otras se pide que el participante camine en la pasarela como si fuese una supermodelo 

y vendiendo su look a los jueces.

 

Hay otras categorías de belleza como Face o Body, donde el participante debe mostrar su belleza natural tal y como es, 

vendiéndolas de una manera única y creativa, para demostrar que es el más bello de la ball.

 

Todas estas categorías tienen su propio "dresscode", inspirados todos en el mundo de los cuentos de hadas, la fantasía, las princesas, el glamour, etc

 

Los participantes suelen representar a sus "houses", que son la manera de agruparse. 

Este término viene de los 70, cuando la comunidad LGTB racializada era expulsada de sus hogares por vivir sus realidades, 

y por lo que la cultura ballroom les acogía y les daba cobijo, apoyo, y un propósito: participar y ganar trofeos en las balls.

 

La cultura ballroom es un espacio seguro para la comunidad lgtb racializada,

por lo que no se tolerará ningún tipo de comportamientos tránsfobos, homófobos o racistas.

Las personas que no pertenezcan a estas minorías son más que bienvenidas para descubrir la escena, 

pero respetando siempre la lucha que vive esta comunidad.