Clara Ingold, presentadora de los Max, vuelve con 'Peajes', que no es ni un concierto ni un monólogo, sino todo a la vez

 


La humorista Clara Ingold vuelve al Teatro del Barrio el 21 y el 22 de octubre, con Peajes. En mi p*** vida vuelvo a hacer un show sola, un proyecto unipersonal que no es un concierto al uso pero tampoco es un monólogo: son las dos cosas a la vez. La artista mezcla composiciones musicales de su propio cuño y conclusiones a las que ha llegado sobre la vida. Aunque no sirven para nada. Y, en realidad, la parte musical tiene que ver con un sueño y un público cautivo en la butaca: “con la excusa de que la gente viene a ver comedia, obligo al público a ver mi primer repertorio de canciones propias, y cumplo mi sueño de ser cantante. Me han dicho que la gente sale satisfecha”.

 

La pieza es muy autobiográfica, pero, al mismo tiempo, generacional y colectiva: habla de superación, de los límites que nos ponemos creativa y socialmente. También habla de amor y desamor, porque pone en duda el concepto clásico de relación amorosa e incluso las nuevas formas de relacionarse con el amor.

 

Sobre Clara Ingold

 

Clara Ingold es autora, actriz y música, licenciada en la Escuela Superior de Arte Dramático de les Illes Balears. El 2020 estrenó Peajes, su primer monólogo musical y de comedia, y quedó finalista del 7º Torneo de Dramaturgia de les Illes con su primer texto teatral, La darrera Opció. Es una de las protagonistas de Losers, de Marta Buchaca, producida en Baleares por Cultural-Ment. Ha colaborado como intérprete en montajes de compañias como La Impaciència, con He vist balenes; el colectivo Set Sibèries, con Una Gavina; en diversos espectáculos cómicos en Trampa Teatre; y en #Comviure, coproducción del Teatre Principal dirigida por Diego Ingold y Joan Fullana, y ganadora del Premi Ciutat de Palma.

 

Escribe y crea cápsulas audiovisuales de comedia, y ha participado como actriz en las series de IB3 Mai neva a Ciutat i Amor de cans. O en cortometrajes como Glitch de Marcos Cabotá o El último aplauso de Ivo Erasmo.