El festival Cuerpo Romo acerca la danza contemporánea al público en Teatros del Canal

 

La séptima edición de la muestra de danza contemporánea Cuerpo Romo creado por el coreógrafo Elías Aguirre sale al encuentro de todos los públicos en espacios no convencionales singulares de Teatros del Canal el 24 y el 25 de septiembre. Allí se exhibirán siete espectáculos de corta duración, con la intención de hacer accesible a los espectadores la danza contemporánea y atraer a nuevos públicos.

 

Puesto en marcha en 2015, Cuerpo Romo consolida su relación con Teatros del Canal, un espacio, según los responsables de esta muestra de danza, que está comprometido con la creación contemporánea, la experimentación, la apertura a públicos heterogéneos y la realización de acciones (formales e informales) dirigidas a colectivos ciudadanos en busca de consumir, pero también de articular sus propias propuestas.

 

Teatros del Canal acogerá el sábado 24, a partir de las 19.00 horas, en el patio de la cafetería, Cualquier mañana, de Laura Aris & Álvaro Esteban (Bruselas y España); El elogio de la fisura, de Lorena Nogal (Barcelona); La medida que nos ha de dividir, de Quabalum, y Latente, de Ana F. Melero.

 

A continuación, Ed is Dead (Edu Ostos, músico, DJ y productor de Madrid) y el músico portugués Jorge da Rocha conducirán una jam session con interpretaciones en directo y cinco bailarines.

 

La artista Ana F. Melero presentará su obra Latente en el festival.

 

El domingo, la muestra comenzará en el exterior de Teatros del Canal a las 13.00 horas, con los espectáculos Las idas, de Carmen FumeroVacío espiritual, de Richard Mascherin, y Tripofobia, de Pablo Girolamimás la performance Open body talks en la Sala de Cristal. En ella participan el músico y compositor luso Jorge Da Rocha y el artista y coreógrafo Elías Aguirre, quienes invitarán a participar a cualquier persona del público para que tras una breve presentación se mueva al compás de la improvisación de Da Rocha.

 

Cuerpo romo hace alusión al desgaste del cuerpo en contacto con el suelo. La danza en la ciudad genera un tipo particular de bailarín que se hace a la dureza del asfalto y se redondea como una piedra. La maleabilidad es una particularidad de la danza contemporánea, necesaria para intervenir espacios e interpelar a los públicos.