La creadora Carolina África es la encargada de comenzar el año en el CDN con El cuaderno de Pitágoras, un espectáculo que tiene su origen en un voluntariado que la dramaturga y directora realizó en un módulo penitenciario y que nos mostrará el lado más humano y crítico de la realidad carcelaria. Inloca es la obra capitaneada por Ana Vallés,directora artística de Matarile junto a Baltasar Patiño, que nos muestra la visión de una Europa decadente en clave performática. El amor entre una persona sorda y otra oyente es la historia que nos presenta Roberto Pérez Toledo, autor y director de Manual básico de lengua de signos para romper corazones. Además, Pan de la compañía Teatro PLUS es el título presentado para este mes dentro del ciclo Titerescena.

¿Cuándo sales de la cárcel acaba tu condena?

El cuaderno de Pitágoras se estrena el 12 de enero en la Sala Francisco Nieva del Teatro Valle-Inclán. Carolina África, autora y directora del espectáculo, a través de un grupo de reclusos que participan en la elaboración de una obra teatral, hace una reflexión en torno a las diferencias de género en el sistema penitenciario y a las dificultades sociales y de reinserción que atraviesan estas personas. A pesar de ser ficción, todo lo que acontece está inspirado en hechos reales basados en la experiencia de la autora, una trama no exenta de humor que se sucede dentro y fuera de los muros de la prisión.

¿Las ruinas de Europa?

El Teatro María Guerrero acoge desde el 14 de enero Inloca, obra escrita y dirigida por Ana Vallés y que se presenta como la segunda parte de la Trilogía de la fragilidad que comenzó con El diablo en la Playa, exhibida recientemente en el Teatro de la Abadía. Este espectáculo tiene como eje central Europa, cuya imagen es para la creadora como una “habitación en ruinas”. Bajo sugerentes subtítulos como La habitación de TarkovskiLa forma del cerebro o Europa después de la lluvia, la obra nos enfrenta a una visión sobre la idea de Europa, salpicada de referencias bibliográficas con una puesta en escena al más puro estilo Matarile donde el espacio y la luz nos cuentan tanto como el propio texto.

¿Cuáles son los signos que necesitas conocer para romper el corazón de alguien?

Roberto Pérez Toledo es el autor y director de Manual básico de lengua de signos para romper corazones, que se estrena el 19 de enero en la Sala de la Princesa del Teatro María Guerrero. La obra muestra los entresijos de una relación entre dos chicos que descubrirán que lo que les separa no es la discapacidad, sino las dificultades universales propias de cualquier relación entre personas. El espectáculo habla de amor y desamor, de los problemas a los que se enfrentan los jóvenes en sus relaciones y de la diversidad en su sentido más amplio, de la vida misma donde conviven capacidades diferentes, unidas en esta ocasión a la diversidad sexual.

Títeres y actividades transversales este mes

Los días 15 y 16 de enero podremos ver Pan, el espectáculo para toda la familia que nos trae este mes el ciclo Titerescena. Un espectáculo dirigido por Olga Churchich y producido por la compañía asturiana Teatro PLUS, en el que los niños podrán conocer el proceso de la elaboración del pan.

En cuanto a las actividades trasversales, el día 25 de enero, dentro del espacio Carta Blanca y bajo el título Historias y personajes con discapacidad. En busca de la representación constructiva, contaremos con la presencia de Inés EncisoJavier Fesser y Anna Marchessi en un debate moderado por Roberto Pérez Toledo sobre la visibilidad de las personas con distintas capacidades en cualquiera de las disciplinas artísticas.

El 24 de enero dará comienzo el Club de Lectura que esta temporada estará dirigido por la dramaturga Eva Mir y participado por públicos del Dramático. Un lunes al mes y hasta junio del próximo año, los participantes leerán y profundizará en piezas de autores de esta temporada pero distintas a las que podrán verse sobre nuestros escenarios para conocer más de cerca la trayectoria de sus creadores y creadoras, y entender mejor así la evolución de su escritura.

Como novedad, dentro de las actividades sociales y educativas del #Dramático, desde enero y hasta mayo, se pone en marcha un programa de talleres de conciliación familiar diseñados especialmente para los niños y las niñas que tienen el teatro como elemento generador. Mientras las personas mayores disfrutan del espectáculo, las más pequeñas jugarán y experimentarán acompañadas de personal especializado.