LA PELÍCULA "AITA MARI" DE JAVI JULIO SE ESTRENA EN CINES EL 3 DE DICIEMBRE

 


El largometraje documental AITA MARI de Javi Julio se estrenará en cines el viernes 3 de diciembre con distribución de Atera Films. El día anterior, el jueves 2 de diciembre, el cine Modelo de Zarauz acogerá su prestreno.

Este próximo lunes 8 de noviembre, se podrá ver en Pamplona, en cines Golem Baiona (Av. de Bayona, 56) dentro de la XVI Muestra de Cine, El Mundo y los Derechos Humanos, 
organizada por Fundación IPES, Cines GOLEM, Fundación Felipe Rinaldi, la Upna, la plataforma No Solo Films, Mugarik Gabe Nafarroa y Amnistía Internacional. El pase contará con la presencia del director de la cinta, Javi Julio, y de una persona de la ONG Salvamento Marítimo Humanitario (SMH). Ambos están disponibles para entrevistas. El pase tendrá lugar a las 19.45  y su precio será de 5 €. 

En AITA MARIJavi Julio narra la trasformación de un viejo atunero en barco de rescate por parte de la ONG vasca Salvamento Marítimo Humanitario (SMH) y los problemas burocráticos sufridos hasta conseguir el despacho (permiso) para surcar las aguas del Mediterráneo y asistir a 80 personas que escapan de lugares de conflicto haciéndose a la mar en embarcaciones precarias.

El director renuncia a las imágenes más dramáticas y opta por mostrar de una forma didáctica las trágicas consecuencias de la política europea de fronteras y lanzar un mensaje de esperanza ante el rechazo a lo desconocido y al extranjero. Como explica el cineasta donostiarra, "no es un documental sobre la épica del rescate en el mar. Habla de cómo gente sencilla y anónima se transforma y abandona su vida anterior para realizar el trabajo que deberían hacer los estados".

Preestrenado el 28 de abril de 2021 en el 18º Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián, AITA MARI está dirigida por Javi Julio, escrita por Fernando Erre y producida por Santi Donaire. Javi Julio, Igor Arabaolaza, Ricasrdo García Vilanova, Celia Hernández, Pascal Poissonnier, Iñaki Gereñu y Beñat Gereka son los operadores de cámara. Daniel Iglesias es el responsable del sonido de entrevistas, Víctor Sánchez (Elkar Estudioa) se encarga del sonido de estudio y Santi Salvador, junto a Koldo Corella, de la postproducción de sonido. Pello Ramírez firma la banda sonora. Igor Arabaolaza es el responsable de las animaciones y Fernando Mahia Edou Thiam de las traducciones. Belén Bembé se ocupa del diseño de los títulos y el cartel.

AITA MARI cuenta con el apoyo institucional del Gobierno Vasco, a través del Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales; Diputación de Gipuzkoa, Diputación de Bizkaia; y Diputación de Álava. También cuenta con la colaboración especial de Laboral Kutxa, así como el apoyo de la Fundación Orona, la Fundación Irizar, la Fundación Rosa Luxemburgo y ELA Sindikatua.

La asociación Salvamento Marítimo Humanitario (SMH) se creó en 2015 para dar respuesta a la crisis humanitaria que se vive en el Mediterráneo. Comenzó su labor con el auxilio a las decenas de botes que llegaban a diario a la isla griega de Quíos. Tras el conocido como "pacto de la vergüenza", firmado en 2016 por la Unión Europea y Turquía, empezó a colaborar con otras ONGs a bordo del barco oceanográfico Lifefiline. Después de cinco misiones, sus miembros decidieron  adquirir su propio barco: el Aita Mari, nombrado así en homenaje José María Zubia, que falleció rescatando a tres pescadores en 1866.

Desde su primera misión, documentada en la cinta de Julio, el Aita Mari ha rescatado a más de 400 náufragos. Los últimos, 105 en aguas del Mediterráneo el pasado 20 de octubre, entre ellos 22 menores. Seis días después, el buque desembarcó en Trapani (Sicilia), donde estas personas han sido atendidas por miembros de la Cruz Roja. Tras la pertinente cuarentena a la que están obligados a someterse los tripulantes del Aita Mari, el barco partió el pasado martes 2 de noviembre, a las 17:00 horas, rumbo al puerto de Burriana (Castellón), donde tiene instalada su base de operaciones.


El Stella Maris Berria es un atunero destinado al desguace. Sin embargo, Iñigo Mijangos e Iñigo Gutiérrez, dos miembros de la ONG Salvamento Marítimo Humanitario, tienen una idea insólita: transformar el pesquero en un barco de rescate para salvar a los refugiados que se ahogan en el mar Mediterráneo. Así nace el Aita Mari.

AITA MARI narra la odisea, de más de dos años de duración, de la nave, desde su reconstrucción hasta la culminación del primer rescate.

Tras las complicadas obras de reacondicionamiento, que se completan gracias a la ayuda desinteresada de trabajadores y voluntarios, la tripulación se enfrenta a un enorme contratiempo: el Gobierno de España niega el permiso para zarpar. El documental desentraña los motivos de las trabas burocráticas y los intereses europeos que se esconden en la decisión de impedir misiones como las del Aita Mari.

Casi un año después, la tripulación encuentra la manera de desbloquear la situación y logran partir. Una vez en el Mediterráneo, comienzan a buscar pateras en una zona custodiada por Libia, un estado fallido. Las imágenes muestran un rescate además de un tenso encuentro con una patrullera libia.

AITA MARI es la historia del esfuerzo colectivo de un conjunto de ciudadanos anónimos para socorrer a personas que huyen de la guerra y el hambre.