La prestigiosa compañía Ultramarinos de Lucas celebra sus 25 años con una programación especial en junio en Cuarta Pared


En 1994 un grupo de profesionales fundó en Guadalajara una pequeña compañía de repertorio, Ultramarinos de Lucas, con la intención de crear un proyecto estable de investigación en las artes escénicas, movidos por la pasión, sin imponerse ningún límite, sin prejuicios. Les avala la formación  en prestigiosos centros como La École International de Jacques Lecoq de París, o el Teatro de La Abadía en Madrid.

En 2015 obtienen el Premio Nacional de Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud, destacando su compromiso social y artístico y ahora, 25 años después, celebran este aniversario tan especial manteniéndose fieles a su discurso y valores originarios.

Jorge Padín, uno de sus fundadores dice: «Somos un grupo de imprudentes que persistimos al cabo de los años, empeñados en hacer teatro como lo hacíamos cuando empezamos: sin prejuicios, con entusiasmo, con pasión, trabajando juntos, aprendiendo juntos, disfrutando y sufriendo juntos. Insistimos en hacer lo único que sabemos: jugar. Desde que fundamos Ultramarinos de Lucas, hemos creado más de una veintena de espectáculos que hemos mostrado en todo el territorio nacional y en un buen número de países, participando en todo tipo de festivales y ferias. Entre los autores que hemos llevado a escena destacan Samuel Beckett, Shakespeare o Harold Pinter»

La Sala Cuarta Pared, que comparte con esta compañía valores como la pasión, la humildad y la generosidad, se suma a la celebración de este aniversario y ha preparado un ciclo especial de Ultramarinos de Lucas todo el mes de junio, del 6 al 22, con tres espectáculos simultáneos en cartel, Nada (jueves 21h) y un doblete de Shakespeare los viernes y sábados con: Romeo y Julieta (19h) seguido de El rey Lear (21h).

Basada en la novela homónima de Janne Teller, la obra trata las pasiones de un grupo de adolescentes que se preguntan por el sentido de su existencia, cuando uno de ellos decide abandonar el aula porque “nada importa y no merece la pena hacer nada”. Se trata de una puesta en escena coral que no deja indiferente a ningún espectador. En un principio, la novela fue prohibida en Dinamarca y otros países, y ha creado debate dondequiera que se ha representado.

Sinopsis
Antón abandona el aula el primer día de clase, y decide no volver nunca más al instituto. Ha descubierto que nada importa, así que no merece la pena hacer nada.

Antón se sube a un ciruelo que hay en el jardín de su casa y desde ahí vocea sus pensamientos, increpando a sus compañeros cuando van a clase. Les hace ver que la vida no significa nada, que nada tiene sentido, les habla de su insignificancia comparados con el universo y el devenir de la historia, y les invita a que tampoco hagan nada, y se queden, como él, mirando el cielo.

Sus compañeros, agitados por las ideas de Antón, deciden demostrarle que se equivoca, que sí hay cosas que tienen un significado en la vida, cosas importantes. Así, irán acumulando objetos con un gran valor personal para cada uno de ellos, hasta crear un auténtico «montón de significado». Poco a poco, este propósito se va convirtiendo en un juego temerario que les lleva a cuestionarse las normas, los valores y la moral, hasta ponerse en peligro ellos mismos.



Sobre la obra
El origen y motor de la obra es el texto de la novela de Janne Teller Nada, publicada por Seix Barral y traducida a 26 idiomas, que, habiendo recibido importantes premios en numerosos países, es lectura obligada en institutos de todo el mundo.

La obra nace como como consecuencia de un proyecto teatral de investigación y puesta en escena en el que tres actores y una actriz dan vida a dieciocho personajes. El proceso de creación fue compartido con un grupo de alumnos de 1º de Bachillerato en colaboración con el Departamento de Literatura del IES Pedro Gumiel, de Alcalá de Henares. Esta experiencia ha supuesto un acercamiento al espectador desde su propio contexto social y cultural, mediante un trabajo de investigación que se ha prolongado durante meses al tiempo que llevaban a cabo la puesta en escena.

Nada es una novela que afronta la época actual, en la que los adolescentes tienen sobrada capacidad para plantearse cuestiones que demasiadas veces, por prejuicios, los adultos les escondemos. La gente joven todavía está abierta a las grandes preguntas. No se puede, ni se debe, domar la curiosidad.

«Desde la primera lectura de Nada, hemos viajado por la fascinación, el temor, el dolor, el deseo y la belleza. Este viaje a través de la adolescencia continúa ahora junto al espectador. Solo así este cuento cobrará verdadero significado». Ultramarinos de Lucas.

FICHA ARTÍSTICA

Dirección: Jorge Padín
Autora: Janne Teller
Intérpretes: Marta Hurtado, Juam Monedero, Juan Berzal, Jorge Padín
Dramaturgia: Jorge Padín
Vídeo: Israel Calzado
Producción: Ultramarinos De Lucas
Agradecimientos: IES Pedro Gumiel, Alcalá de Henares, ES Liceo Caracense, Guadalajara

Duración: 75 mins.
Género: Teatro


Paseando a Miss Cultura © . Design by Berenica Designs.